Sexo transex, Trans, Transexuales, Transex cam, Sexo Transexual, Sexo Trans, Travestis, Porno Trans, Transexuales con cam, Transex webcam, Travestis en vivo, Tansex,solo tranxx
ADVERTENCIA esta web tiene contenido para adultos si eres menor de edad salir haciendo clik aqui

UN SUEÑO DE CARLOS

Mi novio había salido de viajes de negocio y me había quedado solita. Estaba bien aburrida y decidí salir a una de las barras en el vecindario. Me puse una falda negra mini y una blusa blanca que era casi transparente. Cuando entré a la barra muchos hombres me tiraron piropos pero no hice caso, en la barra y ordené un vino. Y Carlos me vio entrar y me siguió. Esperó un momento y se sentó a mi lado.

Ordeno un mojito. Mi perfume era intoxicante. Era dulce pero también muy erótico. La verga se le empezó a parar y si alguien hubiese mirado, se hubiesen dado cuenta del bulto que tenía. Nos miramos y nos sonreímos a la misma vez. Él me dijo que había tenido una pelea con su mujer y yo le dije que mi novio había salido de viaje.

La orquesta empezó a tocar un bolero y me pregunto que si quería bailar. Dije si. Me tomó la mano y me guió al salón de baile. Empezamos a bailar. Era una pieza romántica y bien despacio. Me pegué bien y podía sentir su verga. Mientras bailábamos, se puso bien atrevido y paso su mano por las nalgas. Gemí un poco y lo miré con una sonrisa de traviesa.

"¿Te gustó, papito chulo?". "Si mamita, estás preciosa y daría cualquier cosa por besarte de pies a cabeza" "Ya lo se, tienes un verga que está calentísima y me está quemando".

Dejamos de bailar y empezamos a culear. Su verga se empapaba con su semen. Me dio un beso en mis labios tan dulce y yo respondí y di mucha lengua. Él seguía con la mano en mis nalgas y me las sobaba.

"Vamonos a un hotel" "Si papito, soy toda tuya"

Salimos de la barra y caminamos como dos minutos al hotel que quedaba al lado de la barra.

Entramos, pago por el cuarto, y subimos en el ascensor. el seguía tocándome las nalgas y yo tocaba su verga por encima de los pantalones.

Entramos al cuarto, y empezó a quitarme la ropa. la blusa y la mini falda. Le quite los pantalones y el se quito la camisa. Le baje los calzoncillos y empecé a mamar la verga. La chupaba la cabeza y lamía toda la verga. Le cogi los huevos y me los metía en la boca. El nunca había tenido una mamada como la que estaba dándole. Yo lo único que tenia ahora era el sostén y la tanguita. De momento cogi la verga y me la tragué todita. Mi garganta le estaba dando un masaje a su rica verga.

Me levanté y me cogió en sus brazos. Me dio un abrazo y me besó. Mi boca sabía a su verga. Empecé a gemir y acariciaba su verga y los huevos.

"Métemelo en el culo, papi chulo". "Métemelo ahora por favor”. Me puse en cuatro patas en la cama, la tanguita la eche hacia un lado, y ahí estaba mi culito en toda su gloria. Se acercó y lo beso, pasó la lengua alrededor de mi culito y empecé a gritar. "Métemelo, métemelo, por favor métemelo". Me agarre mis nalgas y la abrí para que mi culo fuera violado. Puso la cabeza de su verga en mi culito y lo estrujo en mi culito. Empezó lentamente a meter la verga. Yo estaba bien apretadita y me dolía un poco. Pero el placer que también sentía era más que el poco dolor. De repente empujé mi cuerpo hacia atrás y me clavé en su verga. Mi culo estaba calientito y jugosito.

Empezó con el mete y saca. Me quitó el sostén y me apretaba las tetitas. Seguía con el mete y saca. su verga era como un gran trozo de carne en mi culo. Nunca había sentido tanto placer ya que nunca había tenido una verga tan grande en mi trasero. De momento sentí que su verga se estaba poniendo más grande y sabía que se iba a venir. Empecé a culear más rápido. Él empezó a chorrearse. Me llenó el culo de leche. Había tanta leche, que se salía de mi culo y se derramaba por mis muslos. Me sacó la verga del culo y empecé a mamársela otra vez. Se la chupé hasta que le saqué la última gota de leche. Él me besó y probó su leche en mi boca. Entonces me quité la tanguita y fue cuando se dio cuenta de que yo tenía una pequeña pero preciosa verga

.

Cuando vio mi verga, se puso bien caliente. Su verga se paró enseguida. Me pasó la mano por el culito, cogió un poco de la leche que se me corría por los muslos y me la puse en la cabeza de mi verga. Su leche en mi verga. Él nunca había mamado verga, pero la verga de una mujer tan linda como yo era imposible de dejarla quieta. Me lamió la cabecita de mi verga. Su leche le sabía bien. Entonces me cogió los huevos, uno a uno y me los mamó y se los puso en la boca. Que delicia. Una mujer con tetitas, con un culo apretadito y caliente, y una verga deliciosa. Me mamó la verga que estaba como un trozo de hierro. Mientras me mamaba la verga me metió un dedo en el culo.

Que placer me estaba dando. Un macho que acababa de llenarte el culo de leche, ahora me estaba mamando mi verga. Se la tragó, como yo me había tragado la suya. Yo estaba putísima y gemía, gritaba como una gata en celo. Siguió metiéndome un dedo en mi culito chulo y siguió mamándome mi verga. Le encantaba el olor de mi verga. Olía a sudor, perfume y la leche que se había salido de mi culito. Entonces empezó a mamarme los huevos. Se metió el huevo derecho en la boca y le dio unos lengüetazos….entonces cogió el otro huevo, me lo mamó, me lo chupó, y me lo lamió. Que bien el gustito de esos huevos. Mi verga estaba como un canto de hierro.

Me sentó en una silla y se sentó entre mis piernas. Nos besamos como dos enamorados en la luna de miel. Yo podía saborear mis huevos en su boca. Nos besábamos y las vergas se frotaban y se sentían bien calientes. Entonces se levanto un poco, cogio mi verga y se la puso en la entrada de su culo, y con un buen sopetón se sentó en mi verga y se la metió hasta el fondo de su culo. Era la primera vez que su culo era penetrado. Le dolió mucho pero yo empecé un mete y saca y el dolor se hizo placer. Que delicia…mi verga en su culo caliente. Le empecé a mamar las tetitas y a morder los pezones.

"Muérdeme las tetitas, mamita chula". "Muérdeme bien duro los pezoncitos."

Yo le mamaba las tetitas y le mordía los pezones. Era como si tuviera un encaje entre las tetitas, su verga y su culo. De momento él empezó a venirse…chorro, tras chorro, tras chorro de leche salían de su verga y me cayeron en el pecho, en mis tetitas, y en la cara. Su culo estaba apretando mi verga y de momento sintió como mi verga se ponía más grande y empecé a llenar su culo con mi rica leche. Los dos gritamos cuando nos corrimos. Nos besamos tiernamente.

"Eres mía para siempre" me dijo. "Vas a ser mía y de nadie mas. Nos vamos a chingar los dos en el culo. Yo te lo meteré en el culo cuando me de la gana y de vez en cuando te voy a dejar que me lo metas en el culo también."

"Papito soy tuya y de nadie mas". "Puedes metérmelo en el culo cuando quieras y cuantas veces quieras. Te mamaré la verga todos los días y me tragaré tu leche todos los días"

Este fue un sueño que un admirador me dijo que quería conmigo pero yo soy de un solo hombre, pero te doy gracias por soñar conmigo Carlos, papito chulo.

No olviden de escribir a mi correo.

Autor: Dennisse dennissetv (arroba) hotmail.com

TOMADO DEL LA EXCELENTE WEB DE MARQUEZE

Posted in Etiquetas: |